Lugares que deberías visitar una vez en la vida: los templos de Angkor

deberías visitar una vez en la vida: los templos de Angkor

Continuando con nuestro repaso a las distintas maravillas de nuestro planeta que merece la pena visitar, al menos, una vez en la vida, hoy vamos a pedirte que nos acompañes hasta el sudeste asiático, concretamente a Camboya, donde se encuentra un enclave tan impresionante como son los templos de Angkor.

Desde Disfruta más por menos queremos que conozcas todo lo que puede ofrecerte un viaje a este majestuoso destino turístico, en el que podrás disfrutar de la grandiosidad y esplendor de una de las máximas expresiones de la cultura y religión hinduista, ya que estamos convencidos de que la visita a sus templos te dejará con la boca abierta.

Contempla la majestuosidad de los templos de Angkor con Disfruta más por menos

Los templos de Angkor se encuentran situados en la provincia camboyana del mismo nombre, en las proximidades de la ciudad de Siem Riep, y tienen el honor de ser la mayor construcción de carácter religioso que se ha levantado en nuestro planeta a lo largo de la historia.

Si bien fueron descubiertos para la cultura occidental en los últimos años del siglo XVI, se estima que su construcción se realizó en el siglo XII, a través de un complejo de edificaciones que, en la actualidad, abarca más de 200 km2 de superficie, aunque se presume que su extensión original llegó a ser considerablemente mayor.

Se trata de un enclave dedicado a numerosas deidades hinduistas, entre las que destaca principalmente su finalidad de honrar a Vishnú, uno de los representantes de la más importante trinidad de esta religión.

Dado que la visita completa, pasando por la totalidad de edificaciones de este asentamiento, es prácticamente inabarcable, desde Disfruta más por menos te recomendamos que no dejes pasar la oportunidad de contemplar detenidamente sus tres templos principales, como son el Templo de Angkor Wat, el Templo de Bayon o Templo de las Caras y el Templo de Ta Prohm, también conocido como el Templo de las Raíces, por su magnífica integración con la vegetación selvática de la zona, debido principalmente a sus varios siglos de abandono antes de su descubrimiento y posterior conservación.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.