Disfruta de la naturaleza otoñal en estado puro: Laguna de Gallocanta

Disfruta más por menos turismo naturaleza otoño laguna gallocanta

La estación otoñal te ofrece una extraordinaria posibilidad de percibir la belleza de los entornos naturales desde otra perspectiva, quizás incluso más evocadora, gracias al carácter nostálgico de las tonalidades ocres, anaranjadas y rojizas que aporta la vegetación de hoja caduca.

Por este motivo, en Disfruta más por menos venimos realizando, desde el inicio de esta estación, una selección de aquellos lugares de nuestra geografía que, por su especial biodiversidad y riqueza natural, te ofrecen una panorámica única durante los meses otoñales.

En este sentido, hoy queremos regresar a la comunidad autónoma aragonesa, para pasear contigo por un entorno privilegiado y lleno de matices, como es la Laguna de Gallocanta.

Exprime al máximo tus momentos de ocio con Disfruta más por menos

Situada en el sur de la provincia de Zaragoza, en la zona colindante con la provincia de Teruel, y en pleno Sistema Ibérico, se encuentra este espacio natural único y poco conocido por el público en general, a pesar de su espectacular belleza.

Si bien la Laguna de Gallocanta no representa el paisaje otoñal tradicional, como el que hemos comentado anteriormente, estos meses otoñales son, sin duda, una de las mejores fechas del año para descubrirla y disfrutarla al máximo.

Esta extensión de agua de algo menos de 2.000 hectáreas, sin contar el resto de área protegida que conforma su reserva natural, adquiere un carácter único por el hecho de que, a pesar de encontrarse a más de 100 kilómetros del litoral más próximo, pasa por ser la mayor laguna de agua salada del continente europeo, con un nivel de salinidad hasta 10 veces superior al agua marina.

Este aspecto diferencial hace que cuente con una riqueza botánica y faunística de gran valor ecológico, a la que se une la presencia de numerosas especies de aves migratorias durante estos meses del año.

De hecho, a lo largo del mes de octubre es cuando la Laguna de Gallocanta alcanza su máximo esplendor en este sentido, con la presencia de colonias de grullas que se detienen en su ruta y pueden llegar a alcanzar los más de 10.000 ejemplares, conviviendo de forma simultánea. Por tanto, si te apasiona la naturaleza en estado puro y la oportunidad de disfrutar de experiencias únicas y sobrecogedoras alejadas de los tópicos, te recomendamos que reserves unos días para conocer un espacio natural que todavía conserva la esencia de la riqueza natural que, por desgracia, se está perdiendo tanto en nuestro país como a nivel global.

Dejar un comentario