Destinos únicos e irrepetibles: Marrakech

Como habrás podido comprobar en este repaso de aquellos destinos del Planeta únicos e incomparables, no es necesario recorrer miles de kilómetros para descubrir parajes impresionantes.

Un claro ejemplo de ello lo podemos encontrar en una ciudad que supone un auténtico tesoro para los sentidos, como es Marrakech, a tres horas escasas en avión desde nuestro país.

Desde Disfruta más por menos te invitamos a conocer un lugar al que, quizás por su proximidad, no se le otorga normalmente el valor que realmente merece. Hoy te proponemos descubrir uno de los rincones más espectaculares y, a la vez desconocidos, del Norte de África.

Déjate sorprender por la increíble belleza de Marrakech con Disfruta más por menos

En pleno corazón de Marruecos se encuentra enclavada Marrakech, una de las cuatro ciudades imperiales y más representativas del país, junto con Fez, Rabat y Mequinez.

Si bien es conocida mundialmente por el bullicio y animación de sus mercados, repletos de estímulos para los cinco sentidos, Marrakech es mucho más que eso. Se trata de una ciudad en la que casi cualquier rincón merece una pausa sosegada, por su belleza y vistosidad, y que además cuenta con un patrimonio tremendamente exuberante.

Así, si tienes previsto alojarte en Marrakech por unos días, no dejes pasar la oportunidad de visitar la Mezquita Koutoubia, auténtico símbolo de la ciudad. Este templo musulmán, también conocido como la Mezquita de los Libreros, destaca por su impresionante minarete, de más de 70 metros de altura, visible desde muchas de sus calles y plazas.

Del mismo modo, puedes encontrar otras joyas arquitectónicas de especial interés turístico, como el Palacio El Badi o Las Tumbas Saadies, en el Barrio de Kasbah. Pero, desde Disfruta más por menos queremos recomendarte que dediques unas horas a conocer en profundidad la Médersa Ben Youssef.

Esta escuela coránica no solo destaca por su altísimo valor cultural, sino también por su trabajado artesonado y cuidada decoración, que en alguno de sus parajes recuerda inevitablemente a la Alhambra de Granada. En definitiva, si te apasionan las experiencias diferentes, pero, no por ello, quieres emplear una gran parte de tu tiempo en desplazamientos, apuesta por Marrakech. Estamos seguros de que te sorprenderá gratamente y contarás los días para regresar lo antes posible, para seguir descubriendo sus infinitos encantos.

Dejar un comentario