Maravillas de la naturaleza en nuestro país: La Fontcalda

disfruta más por menos la fontcalda

Con la llegada del frío, desde Disfruta más por menos hoy queremos proponerte una visita al balneario natural de La Fontcalda. Se trata de un paraje de increíble belleza en el que además podrás disfrutar de un reparador baño durante cualquier época del año, gracias a su temperatura constante cercana a los 30 grados.

Descubre y disfruta de La Fontcalda con Disfruta más por menos

Ubicado en las proximidades del municipio tarraconense de Gandesa, en la comarca de las Tierras del Ebro, entre las sierras de la Mola y el Crestall, el balneario natural de La Fontcalda sorprende al visitante, en primer lugar, por la limpieza de sus aguas.

De hecho, su tonalidad entre azulada y verdosa se debe principalmente a la alta concentración natural de elementos como el cloruro sódico, el carbonato cálcico y el sulfato de magnesio. Además, estos elementos aportan al agua un gran número de propiedades mineromedicinales y reparadoras para nuestro organismo.

Conocida popularmente como la Fuente de los Chorros, La Fontcalda tiene su origen en la salida a superficie de aguas termales a una temperatura inusualmente alta, que se mantiene más o menos constante en unos 25 a 30 grados a lo largo de todo el año. Se convierte así en un destino turístico siempre apetecible para los amantes de la naturaleza en estado puro.

Además, cuenta con el atractivo de presentar diversas cascadas de pequeño tamaño o saltos de agua, favoreciendo así un mejor aspecto de sus aguas, ya que no se encuentran estancadas y quietas.

Si bien se ha respetado a conciencia las inmediaciones de este paraje natural, en sus cercanías podrás encontrar una considerable oferta de merenderos y restaurantes.

Por eso, desde Disfruta más por menos consideramos La Fontcalda como un destino más que recomendable si decides realizar una escapada en familia o en compañía de amigos, con los que podrás pasar un buen rato en plena naturaleza, pero con las comodidades añadidas de estos servicios.

Dejar un comentario