Lugares que deberías visitar una vez en la vida: la Gran Muralla China

la gran muralla china en la tarde

Sin ninguna duda, nuestro planeta está lleno de lugares que, por su belleza, originalidad y atractivo, merecen ser visitados al menos una vez en la vida, ya que son capaces de generar sensaciones únicas e irrepetibles.

Conscientes de este hecho, en Disfruta más por menos hemos decidido realizar una selección de aquellos destinos dignos de ostentar esta consideración, sobre los que profundizaremos tanto en esta como en nuestras siguientes publicaciones.

Para comenzar con este repaso, consideramos necesario hacerlo por la Gran Muralla China, uno de los monumentos más enigmáticos y colosales que podemos encontrar en nuestro planeta, no solo por su tamaño y esplendor, sino por su longitud.

Déjate atrapar por la majestuosidad de la Muralla China con Disfruta más por menos

Considerada con todo merecimiento como una de las Siete Maravillas de nuestro planeta y Patrimonio de la Humanidad, la Gran Muralla China se trata de una impresionante fortificación, construida entre el siglo V a.C. y el siglo XVI para proteger al Imperio Chino de invasores extranjeros, procedentes de Mongolia y Manchuria.

A pesar de que en la actualidad solamente se conserva una tercera parte de su extensión original, desde la frontera con Corea hasta el Desierto del Gobi, se calcula que originalmente contaba con de más de 7.000 kilómetros de longitud, teniendo en cuenta sus diversas ramificaciones.

Más allá de su extraordinaria longitud, la Gran Muralla China tiene una altura considerable, que en todos sus tramos supera los cinco metros de altura, así como una anchura media de entre cuatro y cinco metros.

Si deseas visitar este monumento, desde Disfruta más por menos te recomendados que comiences por aquellas zonas más accesibles y con mejor conservación, como Badaling, a menos de 100 kilómetros de Beijing.

Por el contrario, si tienes una amplia experiencia en el desarrollo de rutas de senderismo y quieres disfrutar de una experiencia única y menos masificada, puedes optar por los tramos que se encuentran en Simatai y Jinshanling, donde podrás disfrutar de un recorrido por zonas que todavía conservan su aspecto original y en las que se puede apreciar notablemente el paso de los años.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.