¿Cómo conseguir que se te haga más corto un vuelo de larga duración?

Disfruta más por menos consejos vuelo larga duración

A la hora de planificar un viaje a un destino que se encuentra a una distancia considerable de la ciudad en la que resides, uno de los aspectos que, en la mayoría de las ocasiones, más suelen afectar a su desarrollo, hasta el punto de llegar a hacernos renunciar a nuestro deseo, radica en la necesidad de hacer frente a todos los inconvenientes que presenta la realización de un vuelo de larga duración.

Por este motivo, desde Disfruta más por menos, hoy queremos mostrarte algunas recomendaciones que pueden ayudarte a afrontar este tipo de desplazamientos de una forma diferente, consiguiendo que se te haga más corto el trayecto y más aún si este no contempla ninguna escala intermedia en la que descansar durante el viaje.

Haz realidad tus sueños con Disfruta más por menos

Si a lo largo del año 2019 te gustaría emprender algún viaje a un destino lejano, pero tienes ciertos reparos en relación a la necesidad de tener que soportar el desarrollo de un vuelo de larga duración, desde Disfruta más por menos te recomendamos que pongas en práctica las siguientes recomendaciones, para conseguir afrontarlo de la mejor forma posible:

  • En primer lugar, debes tener presente que la elección de tu asiento al realizar tu reserva será un aspecto fundamental. Si bien en vuelos más cortos puedes optar por no elegir asiento, para conseguir que el precio de tu billete sea más económico, en el caso de desplazamientos de larga duración te recomendamos que sopeses las distintas posibilidades y selecciones aquel que, en base a tu presupuesto, te ofrezca una mayor comodidad.
  • Utiliza ropa y calzado cómodo, ya que pasarás un gran número de horas en el interior del avión y determinadas prendas pueden llegar a provocarte molestias.
  • Recuerda llevar en tu equipaje de mano libros, revistas, dispositivos electrónicos o cualquier otro artículo que te permita aprovechar el trayecto para desconectar y no aburrirte.
  • No olvides cargar al máximo la batería de tus dispositivos electrónicos, o disponer en tu equipaje de mano de un cargador externo, para garantizar que puedas utilizarlo todo lo que desees.
  • Una vez en tu asiento, consulta la oferta de música y películas de las que podrás disfrutar durante el trayecto, y selecciona aquellas que más despierten tu atención.
  • Consulta si tu compañía aérea te ofrecerá un kit de viaje durante el vuelo, preparado para favorecer tu descanso, con el fin de incluir en tu equipaje de mano una pequeña almohada o unos tapones para los oídos en caso contrario.
  • Por último, recuerda que, a diferencia de los vuelos cortos, si tendrás la posibilidad de desplazarte por el avión para estirar las piernas, por lo que te recomendamos que aproveches y te levantes y camines unos instantes cada dos horas aproximadamente.

Dejar un comentario